Un estudio concluye que hay edificios con ventilación insuficiente para detener el Covid

El expresidente del Colegio de Aparejadores resalta la importancia de equipos apropiados y bien mantenidos para frenar los contagios en espacios cerradosEdificios con ventilación insuficiente para detenar el coronavirus, necesidad de equipos apropiados para airear los espacios y mantenimiento adecuado de los sistemas de ventilación son algunas de las conclusiones de un estudio, liderado por David Marín, expresidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla, que analiza si nuestros edificios están preparados ante el virus y cuáles son las necesidades que requieren.

Actualmente se reconoce que una de las posibles vías de transmisión del Covid es a través de aerosoles. La permanente ventilación y la una renovación frecuente del aire mediante una ventilación adecuada de los espacios cerrados reduce el tiempo en que las partículas potencialmente peligrosas se encuentran en suspensión, minorando con ello el riesgo de contagio.

En España, la regulación de la ventilación mínima de edificios de uso no residencial está recogida en el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE). Es de aplicación en los edificios de nueva construcción y a los edificios construidos cuando se realizan intervenciones como reformas, ampliaciones, etc. Marín señala que “la obligatoriedad de cumplimiento de las exigencias en este sentido ha ido aumentando con las diferentes reglamentaciones”.

El RITE 2007 (RD 1.027/2007) al entrar en vigor el 29 de febrero de 2008, se entiende no era de aplicación a los edificios que se encontraban en construcción o con solicitud de licencia antes de dicha fecha. “Por tanto -concluye Marín- debido a las menores limitaciones y prescripciones hasta 2007, posiblemente en la actualidad hay edificios cuya ventilación puede que no sea la más adecuada ya que no estaban pensados para detener un virus”.

Esta podría ser la primera y más importante conclusión del estudio realizado por David Marín, expresidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla y que próximamente verá la luz en la revista ‘Aparejadores’, órgano oficial del colectivo.

Pero no sólo es importante airear o ventilar los espacios, ya que hay que tener en cuenta “las características de los recintos, sus dimensiones y la frecuencia, permanencia y número de personas que los utilizan. Actualmente se está extendiendo el uso de detectores de CO2 que no son siempre infalibles, puesto que el equipo debe ser el adecuado, debe estar calibrado y verificado, y debe ser manejado por una persona con conocimiento en la materia”.

Para que un espacio cuente con una adecuada ventilación, es fundamental que el mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales comerciales se mantenga a un mínimo de 12,5 litros por segundo (l/s) y ocupante. “No obstante -señala Marín- hay aspectos que deberían tenerse en cuenta, como la necesidad de verificar los equipos o dar prioridad al control del caudal del sistema por horarios según el aforo, como es el caso de los horarios laborales en los que debería estar activado el máximo caudal desde dos horas antes, durante toda la actividad y hasta dos horas después del cierre. También se recomienda eliminar o reducir la recirculación del aire, que puede ser un factor negativo si no se utilizan filtros o sistemas de tratamiento adecuados”.

David Marín entiende que es importante “tener equipos apropiados y bien mantenidos, sin perjuicio de ventilar permanentemente, en especial aquellos espacios más reducidos y de uso más frecuente en cuanto a tiempo, cantidad y variedad de individuos que los utilizan, como es el caso, por ejemplo, de lugares para reuniones, aseos o vestuarios. etc.; recomendando en estos últimos la extracción continua”.

En este punto, la participación de los técnicos es fundamental: “resultan de gran importancia las actividades de inspección y verificación, pudiendo ser llevadas a cabo por técnicos relacionados con la edificación, como es el caso de los aparejadores o arquitectos técnicos, especialmente si se han especializado en esta materia”.

Por último, respecto al informe encargado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y firmado por investigadores españoles de reconocido prestigio, en el que se comenta la posibilidad de en espacios donde ventilación y filtrado no son posibles o suficientes, utilizar sistemas de desinfección por rayos ultravioleta; David Marín indica que, si bien esta tecnología es efectiva también puede ser nociva para el ser humano por lo que se “debe tener precaución a la hora de utilizarlos sin control. Estos sistemas se encuentran en experimentación y un uso inadecuado podría provocar daños para la salud humana e incluso a veces una falsa sensación de seguridad”.

David Marín García es profesor titular e investigador de la Universidad de Sevilla, adscrito actualmente a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación, concretamente al Departamento de Expresión Gráfica e Ingeniería en la Edificación y al Grupo de Investigación de Innovación Tecnológica, Sistemas de Modelado 3d y Diagnosis Energética en Patrimonio y Edificación. En la actualidad es también profesor del Master en Seguridad Integral en la Edificación.

Andalucía Información – 06/12/2020 – (leer noticia en sitio del autor)